julio 08, 2011

Capitalista, arribista, consumista.

La idea del socialismo, que surgió como una alternativa al capitalismo, fue interesante hasta cierto punto, a pesar de su fracaso posterior. En los países socialistas la vida sencilla promulgada parecía librar de las angustias del materialismo, pero como dichas naciones estaban supeditadas a precarias leyes seculares a precarias leyes seculares y férreas ideológicas, los ciudadanos vivían frustrados sin la oportunidad de afianzar casas tan necesarias como la espiritualidad. Esto se diferencia de otras comunidades que han vivido con lo necesario, y seguido las recomendaciones de la India sagrada, en donde se predica la vida sencilla con pensamiento elevado Estas dos disposiciones resultan muy sanas para una sociedad.
Pero el capitalismo es el sistema que gobierna el mundo actual, incluyendo a países como China, los cuales se proclaman comunistas cuando en realidad son capitalistas que venden todos sus productos a otros países a través de la empresa llamada estado.
La dinámica del capitalismo es administrada por emporios económicos los cuales crean y deciden en torno a fenómenos que afectan a todos, como la globalizacion, un sistema a través del cual grandes corporaciones se apoderan de los mercados internos de países como los del tercer mundo, y los subyugan. Esto lleva a pequeños y medianos productores a la pobreza, tras la cortina de humo de la competencia leal y la adquisición democrática de los bienes.
El sistema es moribundo, y los poderosos arribistas que lo controlan, explotan los recursos humanos y naturales hasta la ultima gota. Sin embargo, para que pueda resistir esto, la sociedad es abastecida con drogas, alcohol, campeonatos deportivos mundiales y demás actividades insignificantes que distraen la atención de los temas importantes.
El mundo resulta horrible cuando se descubre la realidad de la explotación. Por ello se necesita afianzar un ímpetu que conduzca a la practica de una vida consagrada a la verdad, y así prepararse para ir al mundo espiritual. Por el contrario, aquellos que disfrutan el capitalismo a través del consumo inconsciente, necesariamente seguirán condicionados, experimentando el mismo caos por contribuir a un sistema tan problemático.
La única salida a este sistema que produce sufrimiento, miseria y ansiedad, es dejar de ser un consumidor pasivo e ignorante, pues el gobierno que se supone debería proteger a la población de los nefastos planes de las grades corporaciones, no cumple tal función. Es mas, el gobierno mismo es controlado y financiado por estos grupos económicos.
En la cultura velica, los gobernantes eran supervisados en sus decisiones, miles de años atrás, por ejemplo el rey Chandragupa contaba con el sabio Chanakya Pandit como primer ministro, este tenia mucho poder dentro del reino, pero aun así vivía en una choza en el bosque. Ello se debía a que Chanakya entendía que la sencillez y la humanidad son cualidades que ayudan a no cometer el error de aprovecharse del poder para favorecer los intereses de los poderosos, ni mucho menos los personales.
Personas como Chanakya podrían mantener la credibilidad de un gobierno y contribuir a que este cumpla con las responsabilidades adquiridas con los ciudadanos y los deberes hacia la naturaleza. A propósito de la naturaleza, los caciques indígenas han sido lideres mas sabios que los cosmopolitas políticos.  Recordemos que tras la expulsión de su área de vida en Norteamérica, el jefe de una tribu escribió una carta al presidente de los EEUU pidiéndole que por favor tratasen bien a los animales cuando empezaran a administrar sus tierras, una solicitud que obviamente no fue atendida por los gobernantes. Hoy en día es muy difícil encontrar gobiernos que cuenten con consejeros que lleven una vida tan transparente y sencilla que nadie pueda cuestionar su integridad.
El motivo por el cual a las grandes naciones de hoy en día no les interesan estas recomendaciones que apuntan a la honestidad y transparencia de los actos, es porque todas están supeditadas a la dinámica del capitalismo, un sistema que pone a muchos en posiciones privilegiadas pero que luego les cobra los favores. Desde luego, en el caso de los gobernantes, dichos beneficios se pagan con los aportes y el trabajo de todos los ciudadanos. Pura malversación de los dineros públicos y clientelismo.
El espíritu capitalista y el consumismo irresponsable, su soporte, aliena a la gente.

1 comentario:

  1. estas hablando de los sovieticos al principio no , jajja eso es historia muy pero muyyyy antigua . si estas hablando de latinoamerica en los años 70 para arriba te digo que sos un idiota decir eso sabiendo bueno si sabes algo , que en esos años estuvo los golpes de estado por parte de los yanquis y los militares personas que solo miraban su bolsillo y no el de los demás , otra cosa no en tiendo casi nada de lo que dicen ajaja

    ResponderEliminar

"Si se haya un error ortográfico pedimos disculpas por ello, pero aun así sabemos que la gente inteligente puede leer este blog sin problema."
Dado a que la ortografía es un medio para comunicar un mensaje pero es la percepción del lector la que comprende el mensaje por ello en las redes sociales se entienden los mensajes aun con los enormes defectos gramaticales