marzo 30, 2015

Cuando se acaba el Liderazgo

Todo líder así como cualquier otra persona, en algún momento vive alguna crisis, un líder debe procurar guiar a las personas y saber qué hacer en momentos de crisis o que le consulten ante ciertas decisiones son indicadores de que ejerce un buen liderazgo pero, ¿cómo saber cuándo está desgastándose como líder?; Porque al suceder esto llevara a malos pasos a sus colaboradores y así mismo.
Pérdida de energía, agendas apretadas y la falta de retos suelen desencadenar un estancamiento en los líderes de cualquier área, generando que dejen de destacarse como líderes y un líder que no se destaque puede comenzar a dejar de ser líder,  por su cargo al mando, muy seguramente nadie va a decirle que ya no ejerce ese liderazgo o que está perdiendo ventajas frente a las personas con quienes trabaja, si usted es líder, es crucial que aprenda a ver los síntomas de que “se ha quemado” para que pueda hacer un cambio antes de que sea demasiado tarde.

 1. Sigue hablando de sus metas, pero no sobre las tácticas: tener grandes ideas pero no indicar la táctica para llevarlas a cabo manifiesta señales de agotamiento y desgaste; Y aunque la visión y las aspiraciones lo impulsan a seguir adelante, a veces puede causar estancamiento. 
“Es un escalador atrapado en la base de una montaña que no puede dejar de mirar a la cima. Se pasa más tiempo prediciendo y soñando, que haciendo las cosas”, indica el no tener tacticas para llegar a la meta.. 
Remedio: Olvídese de los retos trascendentales y recompensas. Céntrese en tener éxito en un número determinado de tareas más pequeñas con propósitos diarios. 
2. Le habla siempre a las mismas personas y su círculo íntimo cada vez se contrae más:
Si esto sucede, semana tras semana, algo está mal; Los verdaderos líderes emprendedores participan en una amplia gama de discusiones para buscar nueva información, ellos continuamente crean redes. 
Solución: Lo conveniente es no faltar a las conferencias y eventos sociales aún si no tiene mucho entusiasmo. Invite a otras personas de su círculo y escuche sus ideas y consejos.
3. Nunca re-diseña su mensaje: pareciera que para todo tiene una plantilla o borrador, eso indica siempre las mismas declaraciones e intenciones; los líderes deben equilibrar la coherencia con la innovación; los “líderes quemados”, por regla general, se niegan a re-imaginar su propósito fundamental o mensaje, cuando esto pasa hay estancamiento en el proyecto que lideran.  
Remedio: busque e informese sobre diferentes mercados, salidas, vías de innovación y personas para re-diseñar su mensaje. La idea es que no se quede operando dentro de la misma caja que construyó. 
4. Se preocupa por el idealismo o la nostalgia, en vez de las complejidades del futuro: los éxitos cosechados ya están en el pasado, los líderes empresariales dejan la planificación para el futuro; Cuando la nostalgia reemplaza la inteligencia el pensamiento estratégico se estanca.
Remedio: Olvídese de los logros de ayer y establezca nuevas metas, más desafiantes.
5. Se eleva mucho y regresa a la realidad esporádicamente: la inspiración debe ser esporádica, pero no permanente; Estar pensando en otras cosas, constantemente, es una señal de energía quemada.
Solución: Prepare un calendario y un plan de acción serio. Trate de trabajar de forma incremental tanto como sea posible. 

Sin importar que clase de líder seamos o deseemos ser, siempre en algún momento tendremos una crisis de liderazgo, y esto debemos saberlo afrontar si queremos ser buenos lideres.


Articulo tomado de:
http://www.finanzaspersonales.com.co/trabajo-y-educacion/articulo/cuando-acaba-liderazgo/55772

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Si se haya un error ortográfico pedimos disculpas por ello, pero aun así sabemos que la gente inteligente puede leer este blog sin problema."
Dado a que la ortografía es un medio para comunicar un mensaje pero es la percepción del lector la que comprende el mensaje por ello en las redes sociales se entienden los mensajes aun con los enormes defectos gramaticales