abril 26, 2016

El Holodomor

Durante los años de 1932-1933 Ucrania vivió algo que sin duda alguna muestra la ignorancia desenfrenada del comunismo, el Holodomor (Gran Hambre en Ucraniano), este si fue un verdadero holocausto, un holocausto fruto de un mal sistema político, fruto de un sistema al que no le importa para nada su pueblo, se trataba de imponer la colectivización de la agricultura a la que los campesinos del inmenso granero del Imperio Ruso se habían resistido en la década anterior, por ello Stalin lanzó una guerra contra los «kulakos», los campesinos propietarios, que en realidad fue contra toda la población real. La hambruna devastó a la población rural y se extendió a las ciudades, mientras millones morían, la URSS exportaba trigo e invitaba a intelectuales franceses o británicos que volvían a sus países elogiando la buena comida de que habían gozado en Ucrania durante una visita guiada por sus anfitriones soviéticos.

Antecedentes

Los niños, las primeras víctimas de este Holocausto


Ucrania, Kazakhstán y la Ciscaucasia fueron las regiones más castigadas desde que Iósif Stalin diseñará planes especiales para estas poco después de su llegada al poder en 1924, las causas fueron diversas, pero la principal fue el inicio de la colectivización forzosa y la llamada “Deskulakización” en 1929 que terminó con la deportación de casi 2 millones de campesinos para colonizar las regiones inhóspitas de Rusia, dejando los campos vacíos de trabajadores cualificados.
Los destacamentos de la Dirección Política del Estado (GPU), practicaron unas requisas de grano y trigo tan abusivas que hacían imposible tener el tiempo necesario y las semillas suficientes para nuevas cosechas, mientras que para un huerto normal la cantidad de grano que debía aportar al Estado era del 12%, para los animales del 25% y para los campesinos o trabajadores el resto del porcentaje de excedentes; en el año 1930 la URSS requisó increíblemente para sus arcas el 30% en Ucrania, el 33% en Kazakhstán y el 38% en la Ciscaucasia, cifra que ascendió exageradamente en 1931 al 41.5% en la primera, al 47% en la segunda y al 39′ 5% en la tercera. Aquella ambiciosa requisa por parte de la GPU marcó a todos esos lugares para que sufrieran una carencia alimenticia y una crisis rural sin precedentes.
La “Ley de las Espigas” decretada el 7 de Agosto de 1932, fue una de las iniciativas para subyugar a todos aquellos que se declararon en contra de las requisas, la normativa preveía la detención y condena de todos los individuos que robaran alguna espiga de trigo o cebada para comer, primero se castigó con prisión a los ladrones, llenándose hasta el tope grandes centros penitenciarios, pero tantos eran los saqueos por encontrar algo de comida que al final se hubieron de implantar tribunales que pudieran dictaminar penas de muerte a los saqueadores. Bajo esta la “Ley de las Espigas” unas 125.000 personas fueron encarceladas y otras 5.400 ejecutadas.

Represiones a campesinos



A pesar de todas las medidas económicas o represivas para acelerar la colectivización y la recogida de las cosechas, las pérdidas de grano eran abismales, el Cáucaso desde Noviembre de 1932 fue un foco de resistencia ante las abusivas colectivizaciones agrarias, los comunistas no pasaron por alto las quejas de este colectivo, especialmente de los ciscaucásicos como chechenos, daghestanos o ingsetios, e iniciaron una dura campaña de deportación, para finales del año 71.236 caucásicos habían sido enviados a campos de concentración llegando la cifra hasta los 268.091 en 1933. En Kazakhstán pasó algo similar cuando miles de kazakos se rebelaron al ver como su economía nómada tradicional era destruida por el poder soviético, ya que habían acabado con el 80% del ganado, lo que derivó también en represiones contra este pueblo mayoritariamente ganadero..
Si las sanciones adoptadas contra los campesinos ya habían sido draconianas, lo peor estaba por llegar, como en el campo se vivía un clima de guerra total entre los grupos agrarios y las tropas de la GPU, tensiones en las que había auténticos asaltos a los almacenes de alimentos, seguidos de una represión violenta por parte soviética en la que se debía aplastar a cada sospechoso en cada casa y en cada aldea, trabajo muy lento y costoso; Stalin decidió poner fin a todo aquello de una vez por todas. La solución fue simple: como exterminar a millones de campesinos mediante la fuerza bruta era prácticamente imposible, se les liquidaría de la manera más rápida mediante una hambre forzosa.
El decreto del Politburó restringió los alimentos destinados a los campesinos que no hubieran cumplido con los plazos de entrega de las cosechas, es decir, la gran mayoría en Ucrania, en el Cáucaso Norte y en Kazakhstan. La respuesta campesina fue sencilla, pues como se les había prohibido comer en el campo, marcharon a las ciudades, sobretodo hacia las ucranianas, las cuales todavía estaban abastecidas, pero los soviéticos lo habían previsto, así que cuando comenzaron a llegar los primeros campesinos a las urbes, el 22 de Enero de 1933, el Partido Comunista de la URSS instauró una de las normativas más polémicas de su Historia: la negación de acceso a los campesinos dentro de las ciudades, tal orden de Stalin condenó a millones de agricultores y ganaderos sin comida, ni dinero, ni hogar, a morir de hambre en medio de la naturaleza, algo que se conocería como el Holodomor.

Conclusión

El Holodomor fue un holocausto fruto de políticas estatales totalitarias, absurdas e inconsistentes, desde el punto de vista lógico es absurdo pensar que la población Ucraniana de esa época pudiese aumentar su producción de granos  sin innovar en tecnología, sin mas semillas, y muchos mas ilógico es pensar que matando a campesinos, estos van a producir mas comida, ¿si hay menos fuerza laboral y si no hay tecnología como quieren que mejore la producción?
Stalin pretendía que los campesinos le dieran toda su producción al estado, esto es algo con lo cual mas de un estatista de seguro esta de acuerdo, pero por favor ninguna persona por mas idiota que sea va a trabajar gratis, sin siquiera derecho a un plato digno de alimento, alimento que necesita para seguir vivo, a simple vista se ve que esta intención de Stalin y de muchos otros políticos de izquierda, es insostenible en todo sentido, pues los campesinos necesitan de las utilidades de su producción para invertir en nuevos cultivos, para alimentarse y demás, si el estado no le deja al campesino conservar nada de su cosecha para volver a iniciar otro cultivo, es lógico que la próxima cosecha va a ser mínima o nula.
Las políticas alimentarias de Stalin se parecen un poco a las de Maduro en Venezuela, pues si bien en Venezuela aun no ha ocurrido un holocausto por hambruna, las políticas del gobierno de Maduro son tan torpes como las de la URSS, como pretende Maduro que los productores produzcan alimentos a un precio "justo" cuando los insumos valen mucho mas que el precio regulado de los alimentos, como pretende Maduro que una persona trabaje en campo a cambio de un sueldo que no le da el dinero necesario ni siquiera para sobrevivir una semana, ¿como pretende Maduro acabar con la crisis alimentaria de Venezuela aumentando los impuestos a los productores?, ojala en Venezuela estudiaran la crisis ucraniana de 1933 para evitar algo parecido.
La producción de alimentos se aumenta invirtiendo en infraestructura y tecnología, capacitando a los productores, permitiendo que estos trabajen en paz, no imponiendo políticas de aumento de impuestos o expropiaciones, como hacen los políticos de izquierda, ojala la humanidad supiera mas acerca del Holodomor para que no se repita algo de esta clase, producto de un estado irracional. 

8 comentarios:

  1. Información sesgada y sin fundamento... Afirmar que el "Holodomor" fue causado por las políticas de Stalin y no porque haya habido causas climáticas que impidieron la producción agropecuaria me parece muy poco objetivo, pero viendo las serias fuentes que citas (ABC) me parece comprensible que hayas llegado a conclusiones tan erradas.

    Luis B

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las causas climáticas no son excusa, en Colombia se esta viviendo el efecto del niño y si bien los alimentos se han encarecido el país no ha tenido millones de muertes a causa del clima, Israel tiene un territorio en su mayoría infértil pero con tecnología de goteo logran producir sus alimentos, lo que hizo Stalin no tiene escusa señor Luis.

      Eliminar
  2. Hola Camilo.
    No olvidar también el problema del acaparamiento de tierras y la falta de acceso para campesinos a tierras por parte del capitalismo así como la explotación y violencia por parte de los terratenientes y latifundistas
    http://lasillavacia.com/node/55142
    Consultar también el documental Planeta en venta de TVE. Así como la página de oxfam y land rights no

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Siempre van a haber imbéciles que defiendan el comunismo. La mayor farsa de la historia de la humanidad. El oro de los tontos se llama comunismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah carachas. Yo en ningun momento defendí el comunismo

      Eliminar
  5. Ni comunismo, ni capitalismo= Capitalismo

    ResponderEliminar

"Si se haya un error ortográfico pedimos disculpas por ello, pero aun así sabemos que la gente inteligente puede leer este blog sin problema."
Dado a que la ortografía es un medio para comunicar un mensaje pero es la percepción del lector la que comprende el mensaje por ello en las redes sociales se entienden los mensajes aun con los enormes defectos gramaticales