enero 24, 2014

La buena Administración del poder con la Educación Popular

La educación popular y versátil no puede entenderse sin su relación con el concepto PODER, pues la educación popular es un proyecto político que busca la transformación de la sociedad a favor del desarrollo sostenible de las mayorías; Esto no puede, ni siquiera soñarse, sin el interés válido por el poder.
Pero no entendamos que buscar el poder significa sólo tratar de alcanzar el gobierno (el poder político), la búsqueda del poder significa que la educación popular, a través de sus procesos de instrucción, formación y capacitación, persigue "transferencia del poder", ¿Qué significa esto? Que a través de la educación, unos (as) y otros (as) se pasen, compartan y desarrollen entre sí las capacidades para decidir, para hacer, para cambiar, para hacerle frente a lo que los problemas y desafíos que se presentan en todas las ramas de la sociedad.
La educación popular es transferencia de poder porque  busca que todos (as) podamos decidir y hacer aquello que es bueno para todos (as). Lo contrario, a lo que existe hoy, es que unos cuantos deciden lo que es bueno para ellos (as) y malo para todos; lo deciden y las mayorías lo hacen, una vez se logre un modelo educativo que forme a toda persona con capacidades para desarrollar su propio criterio y cualquier proyecto en que se sienta cómodo, todas las personas podrán participar de las decisiones que tome su sociedad y no unos pocos..
En este caso, el poder (la capacidad de lograr lo que se requiere) lo tienen unos pocos, y lo usan para sus intereses y en contra de los otros, por eso, la educación popular (como proyecto político-pedagógico) persigue que los sectores empobrecidos y marginados puedan actuar, en los proyectos de desarrollo a corto y largo plazo, pues si no se logra una educacion de calidad para todos cualquier sociedad ha de estar condenada a la merced de uno pocos, y cuando un poder recae en un pequeño grupo este tendera a corromperse fácilmente.
Si las masas logran pensar por sí mismas y de manera organizada, para defender sus intereses, derechos y aspiraciones, y puedan, principalmente, construir una sociedad más parecida a lo que necesitan como sociedad justa y prospera.; Esto, en otras palabras, significa que de lo que se trata es que a través de la educación popular, las personas puedan ir teniendo cada vez más poder en la sociedad y en sus propias vidas.
También significa que en lugar de ser espectadores de lo que ocurre alrededor nuestro y en nuestra propia vida, seamos protagonistas de todo eso que ocurre, nosotras y nosotros mismos aprendemos a pensar y actuar según lo que vamos creyendo más correcto y necesario para otros; Pero para llegar a ser protagonistas tenemos que poder serlo, es decir, tenemos que tener poder, pero un poder con responsabilidad y sabiduría.
El poder es algo que podemos ir aprendiendo a lograr, usar y compartir con otros en todas partes. Un maestro o maestra popular, que deja que los demás aprendan a pensar por sí mismos, que deja que decidan, que NO sólo les enseña o No sólo los hace escuchar, está transfiriendo el poder, porque el poder lo asumen colectiva-mente, educadores y alumnos, esto es educación popular.
Pero a un nivel mayor, la educación popular es transferencia de poder en el sentido de que no uno de sus logros educativos consiste en formar personas, comunidades, agrupaciones u organizaciones que le hacen frente -de manera organizada y humana- al poder que los oprime, que no los deja desarrollarse, que viola sus derechos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Si se haya un error ortográfico pedimos disculpas por ello, pero aun así sabemos que la gente inteligente puede leer este blog sin problema."
Dado a que la ortografía es un medio para comunicar un mensaje pero es la percepción del lector la que comprende el mensaje por ello en las redes sociales se entienden los mensajes aun con los enormes defectos gramaticales