julio 29, 2016

La Ruta al mayor tesoro esta en Nosotros Mismos



En el mundo de hoy la mayoría de las personas están mas pendientes de la vida de los demás que de su propia vida, se dejan llevar por apariencias felicidad y éxito sobrevaloradas, tienen una actitud de envidia sobre quien a simple vista parece tener algo de éxito y proceden a tratar de imitar a esa persona, hay cometen el peor error que puedan cometer: Alejarse de ser ellos mismos.
Desafortunadamente las personas hoy en dia se dejan llevar por las falsas apariencias y tratan de imitarlas, quizas desde el comienzo de la humanidad este problema ha existido y no es culpa de las redes sociales, de las personas que despiertan esas falsas apariencias o de las modas, es culpa nuestra cuando dejamos de valorarnos y de tener presente ser nosotros mismos.
Las personas son mas propensas a imitar y envidiar a otras personas cuando no son felices consigo mismas, quien no se acepta a si mismo es propenso a perderse en el camino de la vida, buscando ser como otras personas, envidiando una falsa apariencia, acabando todo lo bueno en su ser para llenar su espíritu de la peor basura que produce este mundo: hipocresía, envidia, rencores y modas.
Cuando veamos a otra persona tener éxito o ser feliz, puede ser bueno estudiarla y aprender de ella mas no seguir su camino, cada persona es única y por tal motivo lo único que nos dará aquello que despierta envía en esa persona es seguir nuestro camino, el éxito y la felicidad no esta en ser como otras personas sino en ser nosotros mismos, dentro de nosotros podemos tener un gran tesoro pero muchas veces no lo encontramos por tratar de ser como otras personas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Si se haya un error ortográfico pedimos disculpas por ello, pero aun así sabemos que la gente inteligente puede leer este blog sin problema."
Dado a que la ortografía es un medio para comunicar un mensaje pero es la percepción del lector la que comprende el mensaje por ello en las redes sociales se entienden los mensajes aun con los enormes defectos gramaticales