2018/03/31

Gobierno vs Filantropos


Los gobiernos con sus gigantescos presupuestos nunca podrán sustituir a los individuos benefactores que trabajan arduamente, ningún gobierno esta tan en contacto con las necesidades de una comunidad como un ciudadano local, ningún gobierno tiene la flexibilidad y la sensibilidad para satisfacer aquellas necesidades que un filántropo sabio posee. Ningún gobierno puede demostrar una fe real en un cuidad o inspirar al pueblo como lo hace la generosidad de un individuo, pero aún más importante, un filántropo dona su propio dinero no el de otra persona.

Tenemos que tener claro lo anterior porque si algo dicen muchos que se autodenominan defensores de los derechos, de los pueblos y de la igualdad de oportunidades, es que necesitamos más controles gubernamentales, controles que solo terminan restringiendo las libertades de todas las persona, controles que solo empobrecen.

Nuestra sociedad está errando en pretender que un gobierno omnipotente resuelva todos los problemas, por el contrario un gobierno omnipotente trae más problemas que soluciones, el sistema educativo no puede seguir formando personas que sean dependientes, vulnerables y carente de auto-confianza,  necesita formar filántropos, personas que amen la humanidad, que sean emprendedores por naturaleza, que deseen hacer algo bueno por su entorno.

Un Filántropo ayuda a la humanidad por que le nace, diseña con gusto mejoras para su ambiente y pueblo, el gobierno la poca ayuda que da es a costa del dinero ajeno y del despilfarro de sus funcionarios, el gobierno necesita de la pobreza para poder gobernar y delinquir, el filántropo busca combatir la pobreza porque entre mejor este su pueblo mejor estará el.

Un pequeño grupo de filántropos es más útil que un enorme grupo de políticos, ojala esto lo entiendan las instituciones educativas pues el mundo está lleno de mentiras y una de ellas es: Tildar a los filántropos como lo peor del mundo y a los gobiernos como la solución a nuestros males.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario