2018/07/25

El Compromiso y la Envidia

Las personas en esta vida pueden sentir muy fácilmente envidia, anhelos e ilusiones pero lo cierto es que rara vez sienten compromiso por algo, el compromiso es tomar una decisión firme, buscar los medios para lograrlo que esa decisión se haga realidad y no renunciar a ello, el compromiso no se puede hacer a medias, tiene que ser al 100% pues de no ser así este se pierde; lo cierto es que no nos comprometemos y por ello no logramos que se haga realidad lo que soñamos.

Hablemos un poco de la envidia y su relación con el compromiso, muchas veces cuando nos comprometemos con algo miramos a personas que tienen cosas que buscamos tener por medio de dicho compromiso, por alguna cuestión tenemos algún inconveniente con nuestro compromiso y en ese momento miramos aquello de la otra persona y dejamos al lado nuestro compromiso por enviar al otro, por ejemplo:

  •   El típico vecino que envidia el jardín de su vecino porque es más verde, un típico envidioso que dice estar comprometido con su jardín pero no es así pues si de verdad está comprometido ¿qué hace viendo el jardín ajeno? ¡Él ya tiene un jardín que debe cuidar!, si su jardín no es verde es porque no se ha comprometido lo suficiente con él y si se pone a mirar lo que hacen los otros descuidando su compromiso, abandona sus intereses y estos dejan de agradarle, entonces deja de comprometerse y reemplaza el sentimiento de compromiso por un sentimiento de envidia.

El compromiso es un asunto personal, requiere que dejemos de ver la vida de los demás y nos concentremos en lo que deseamos lograr, la falta de compromiso acarrea la falta de resultados, los resultados se logran trabajando por ellos, realizando un trabajo que te enorgullezca, un verdadero compromiso es uno en el que disfrutamos cada labor que hacemos en el no uno que hacemos solo por impresionar a otros.

El compromiso no es solo desear, es pensar en "Debe hacerse y no hay de otra", pensar en que no hay vuelta atrás porque quien se compromete con dudas tiene una gran probabilidad de desistir, las personas que se comprometen lo hacen con firmeza y carácter, su palabra es sagrada, una persona que no honra su palabra nunca se comprometerse con seriedad.

El compromiso de algunos es solamente envidia y fantasía, cuando esto se deje de poner en práctica y como personas seamos más comprometidos, quizá las promesas de los políticos se cumplan, los planes de mejoras y optimizaciones de los pueblos sean realidad y la pobreza se supere, somos una nación de personas que no se comprometen, de personas que inician algo pero no lo terminan, de personas que envidian al otro y de personas que critican y critican pero no actúan.

El Compromiso puro esta compuesto de sueños y perseverancia, un compromiso que se base en envidias esta condando a fracasar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario